Inicio NOTICIAS Marlín Martínez Acaba De Revelar que quería quemar el cuerpo de Emely....

Marlín Martínez Acaba De Revelar que quería quemar el cuerpo de Emely. Nuria había reportado que lo quería disolver con químicos.

44
0
Compartir
Marlín Martínez Acaba De Revelar quería quemar el cuerpo de Emely. Nuria había reportado que lo quería disolver con químicos.
Marlín Martínez Acaba De Revelar quería quemar el cuerpo de Emely. Nuria había reportado que lo quería disolver con químicos.

Marlín Martínez Acaba De Revelar que quería quemar el cuerpo de Emely. Nuria había reportado que lo quería disolver con químicos, Cuando Marlín Martínez y su hijo Marlon Martínez ofrecieron una rueda de prensa llorando, rogando a la joven Emely Peguero que apareciera, ya habían hecho un largo recorrido con el cuerpo sin vida de la joven.

Simón Bolívar Ureña, el tercer apresado por el crimen de la adolescente Emely peguero, encontrada sin vida dentro de una maleta luego de nueve días desaparecida, este explico que Marlín quería quemar el cuerpo o enterrarlo. “Lo dijo varias veces”, puntualizó.

Ureña admitió que tenía muy buena relación con la señora marlín y que por lealtad a ella fue que se involucró en la desaparición del cuerpo.

Contó que cuando estos dieron la rueda de prensa, el 25 de agosto, ya el cuerpo de Emely había pasado de estar en el puente Colón en Cenoví, donde la dejó su novio Marlon, y había sido trasladado a una finca en Moca, donde estuvo por varios días en el interior del baúl de un carro.

“Cuando Marlín me llamó a eso de la 1:00 de la madrugada del jueves 24 de agosto, a mi casa, me dice en cinco minutos estoy ahí y llegó como a la 1:15; ella andaba con su hijo Marlon y sus dos hijos que son menores de edad, entonces me dijo, este muchacho, refiriéndose a Marlon, está metido en un problema y tengo miedo que tomen represalia contra los muchachos”, narró Ureña a investigadores.

Continúa narrando y dice que Marlín le pidió que la llevara a la finca Los Algarrobo, en Las Lagunas de Moca, y ahí esta le empieza a contar, explicando que Marlon discutió fuertemente con la muchacha, “la empujó y se desnucó”, declaró que le contó la mujer.

Sugirió entregarlo. “Ahí ella estaba desesperada, por lo que le digo, si fue así, entrega al muchacho”, sugirió. “Pero ella, como se trataba de su hijo no quiso aceptar la situación”, concluyó Ureña. Es hay entonces cuando la mujer sugiere comprarle un pasaje a Marlon y enviarlo a los Estados Unidos.

“Ahí el hermano de Marlín le dice, que lo entregue, pero ella quería sacarlo para New York”, relata Ureña.

Explica que esta le pidió que buscara a alguien que se encargara de desaparecer el cadáver, que estaba en disposición de pagar 600, 800, hasta un millón de pesos, “lo que fuera, a quien desapareciera el cuerpo de forma segura y  sin rastros”.

Estando la mujer y sus hijos en la finca, cerca de la 1:40 salieron él y Marlon por los “barrios malos” de Moca: Sal si Puedes, Quijá Quieta, Los Mangos, en busca de alguien que trasladara el cadáver, “y Moca estaba apagado”, cuenta.

Sigue explicando que cuando van de regreso a la finca Marlon preguntó que para qué buscan a esa persona, “yo puedo hacerlo”, le dijo Marlon. Dice que se van tras el cuerpo; el propio Marlon le guiaba hacia el lugar y lo recogieron en el puente Colón, en Cenoví.

Una vez en el lugar, “Marlon se desmonta y él solo procede a subir el cadáver en la parte trasera de la camioneta en la que andaban y que al llegar a la finca también fue el mismo que lo subió en el baúl del carro”, según las declaraciones de Ureña a los investigadores.

En la finca permanecía Marlín, su hermano Henry y dos hombres que andaban con este. Cuando llegan con el cuerpo de la joven Marlín sale con Basilio, el capataz de la finca; supuso era para que este no se percatara de nada y no viera cuando trasladaban el cuerpo.

Dice que regresó a su casa, a eso de las 3:30 de la madrugada. Al otro día Marlín Martínez le llama para que llevara uno de los niños donde una amiga, que ella iba a entregar a Marlon a la Justicia. Es uno de los que andaba con el hermano de Marlín Martínez quien sugiere echarle cal al cuerpo para que se mantenga fresco, cuenta el hombre.

“En el carro el cuerpo duró todos esos días”, declara Ureña, luego Marlín le indicó que dejara el almacén de la finca abierto, que alguien iría a buscar el carro, que dejara la puerta de la finca abierta para que se lo llevaran.

Asegura que no sabe quién se llevó el cuerpo, que luego apareció a orillas de una carretera en Moca, pero que volvió por el carro y lo llevó a lavar.